Arañas

Identificación de las arañas: Las arañas pertenecen a una categoría animal llamada arácnidos, que incluye también a las garrapatas y escorpiones, pero no a los insectos. El tamaño de las arañas adultas oscila entre el de una cabeza de alfiler y varias pulgadas, con colores y marcas que varían tanto como el tamaño.

Señales/daños de las arañas: Las arañas no dañan las plantas, así que son menos obvias que las plagas de insectos. Algunos tipos de arañas tejen sus telarañas para atrapar insectos con patrones bien elaborados y otras con patrones irregulares, pero algunas obvian las telarañas y cazan directamente sus presas.

Cómo controlar las arañas: Las grandes poblaciones de arañas indican problemas con otras plagas, ya que las arañas van a los lugares donde abunda su alimento; es por ello que el control de plagas es esencial para controlar también las arañas.

La araña de rincón tiene hábitos sedentarios, pero en ocasiones sale de su refugio por las noches en busca de presas, situación que aumenta el riesgo de que provoque accidentes en humanos, hecho que ocurre al sentirse amenazada o al tocarla en forma casual ya que su temperamento no es agresivo.

Las telarañas son de tipo irregular, adherente, suave y algodonosa, ubicada en lugares oscuros tapizado la entrada de su cueva, cuyo reconocimiento en el ámbito donde se produjo el accidente puede facilitar el diagnóstico.

Las arañas tienen un propósito en la naturaleza, son enemigas de una multitud de insectos. Inevitablemente existe el control de arañas pero se debe hacer de manera prudente.